AutoTallers Constantí ya dispone de un equipamiento que no obliga a los usuarios a cambiar la batería de estos vehículos más respetuosos con el medio ambiente.


AutoTallers Constantí, después de siete años ofreciendo sus servicios en vehículos de combustión, abre el mercado hacia los vehículos híbridos y eléctricos, convirtiéndose así en un taller que ofrece un servicio integral. Bajo el nombre de Hybrid Tarraco, se pretende dar cobertura hacia un segmento en expansión y que crece cada vez más: los vehículos que utilizan la energía eléctrica parcial o totalmente.

Los problemas que mayoritariamente presentan los vehículos híbridos y eléctricos tienen que ver con las baterías, las cuales al cabo de los años pueden perder rendimiento y comenzó a fallar. Actualmente la única opción que tienen los propietarios de este tipo de vehículos es acudir al concesionario oficial, donde mayoritariamente procederán a hacer un cambio de la batería por una nueva, y aún no hay talleres especializados que tengan la formación y el equipamiento necesarios para atender este tipo de problemas.

En todo el Camp de Tarragona, y haciéndolo extensivo a toda la demarcación, no existe ningún taller que esté especializado en el mantenimiento y recuperación de baterías híbridas y eléctricas. AutoTallers Constantí es el primer taller en la zona que dispone de un exclusivo equipamiento exclusivo para este tipo de baterías que le ha permitido abrir un nuevo segmento de negocio hacia una tipología de vehículos y clientes que claramente va al alza.

Con una visión de futuro, Víctor Lasala, propietario de AutoTallers Constantino, hace tres años que decide dar el salto y empezar una formación específica en baterías de vehículos híbridos y eléctricos. Después de siete años ofreciendo sus servicios al taller -desde el 3 de enero de 2011-, cree que este tipo de vehículos «son el futuro» y decide prepararse para dar respuesta a un tipo de cliente que vendrá con fuerza.

Alternativa a los concesionarios oficiales

Con este equipamiento, que ha supuesto una inversión de entre 30.000 y 35.000 euros para AutoTallers Constantí, se cuenta con un sistema de prevención, mantenimiento y reparación de baterías híbridas y eléctricas. Hasta el momento, la única opción para los conductores de vehículos eléctricos con problemas en la batería era acudir al mismo concesionario, donde la respuesta que se acostumbra a recibir es el cambio total de la batería del vehículo. Esta opción suele ser muy cara, y en muchos casos la batería no presenta tanto desgaste y esta se podría reparar y recuperar.

Para ello es necesaria una formación específica enfocada a las baterías de los vehículos híbridos y eléctricos. Así, Lasala ha optado por llevar a cabo una formación siguiendo como ejemplo otros países, como los del continente americano. Allí los vehículos híbridos y eléctricos tienen un mayor peso y, por tanto, el conocimiento en este ámbito es mucho más amplio.

AutoTallers Constantí se dirige, así, a los conductores de este tipo de vehículos que buscan una alternativa a los servicios que ofrecen los concesionarios, donde en la mayoría de los casos, cuando una batería presenta problemas, se opta por cambiarla por una nueva, cuando menudo no habría una decisión tan drástica.

Mantenimiento, cambio y recuperación de baterías

Sin dejar de trabajar con los vehículos de combustible, AutoTallers Constantí ha incorporado un nuevo equipamiento único que le permitirá ofrecer tres nuevos servicios enfocados exclusivamente a la vida de las baterías híbridas y eléctricas.

Prevención y mantenimiento. Con un primer diagnóstico y posteriormente un mantenimiento periódico de las baterías eléctricas, se puede actuar con tiempo sin tener que esperar a que el equipamiento falle.

Cambio de batería. Se trata de cambiar la batería del coche por una nueva.

Reparación y recuperación de batería. Como servicio más ambicioso, se trata de alargar la vida útil de la batería, siempre que las condiciones lo permitan. A diferencia de los concesionarios, AutoTallers Constantí dará una opción a los conductores de vehículos las baterías de los que aún tienen un largo camino por recorrer.

El futuro de los coches híbridos y eléctricos está muy cerca. El aumento de la contaminación atmosférica provoca que, cada vez más, las instituciones públicas regulen el acceso y la velocidad en las grandes ciudades para intentar reducir el exceso de contaminación. Esto, sumado al hecho de que los vehículos de combustible son esclavos de unos recursos naturales finitos, hace que el futuro, a medio plazo, sea de los vehículos que utilizan la energía eléctrica en parte o en su total.

La respuesta al incremento de este tipo de vehículos se hace patente con la proliferación de puntos de carga específicos para los coches eléctricos e híbridos. Pero ahora es el turno de las empresas encargadas a la reparación de los vehículos, los talleres, los cuales también se han de reconvertir y cambiar la visión de negocio.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies